lunes, 27 de abril de 2009


HISTORIA DE LA TOPOGRAFÍA


Los orígenes de la profesión datan desde los tiempos de TALES DE MILETO y ANAXIMANDRO, de quienes se conocen las primeras cartas geográficas y las observaciones astronómicas que añadió ERASTÓGENES. Acto seguido, guardando la proporción del tiempo HIPARCO crea la teoría de los meridianos convergentes, y así como estos pioneros, recordamos entre otros a ESTRABON y PLINIO, considerados los fundadores de la geografía, seguidos entre otros por el Topógrafo griego TOLOMEO quien actualizó los planos de la época de los Antónimos. Mas tarde en Europa, se mejoran los trabajos topográficos a partir de la invención de las cartas planas. Luego en el siglo XIII con la aplicación de la brújula y de los avances de la Astronomía, se descubren nuevas aplicaciones a la Topografía.
Así, de manera dinámica a través del tiempo la Topografía se hace cada vez más científica y especializada, por estar ligada a lograr la representación real del planeta, valiéndose para este propósito en la actualidad de los últimos adelantos tecnológicos como la Posición por satélite (GPS y GLONASS) gracias a los relojes atómicos y a la riqueza de información captada por los Sensores remotos.
Paralelamente, el desarrollo de la informática y el rayo láser han permitido poner en marcha los sistemas inerciales y las mediciones del sistema SPS (Sistema de Posicionamiento Espacial), mezclando estos sistemas con la inmensurable información captada por las imágenes digitales.
En América, la aplicación concreta y el desarrollo de la Topografía nos presenta un panorama enmarcado dentro de los tiempos de la conquista y la colonia y más específicamente por los trabajos adelantados por MUTIS, ALEXANDER VON HUMBOLDT y FRANCISCO JOSE DE CALDAS.
Posteriormente España envía misiones de Cartógrafos dentro de los cuales es notable AGUSTÍN CODAZZI. En la continua tarea de establecer las "VERDADERAS" medidas y formas del territorio, siempre ligadas a los hechos políticos y a la soberanía, ha pasado una extensa lista de Cartógrafos, Geógrafos, Astrónomos etc., con el propósito de lograr la representación lo más real y exacta posible de la tierra, que se resume etimológicamente en dos palabras: TOPO = TIERRA y GRAFOS = DIBUJO.
Contemporáneamente, no podemos dejar sin registrar que los Estados Unidos, país desarrollado por excelencia en el planeta, tuvo en su primer Presidente al Geómetra GEORGE WASHINGTON a quien se le debe en la práctica la medición del territorio occidental de la colonia y de las llanuras del otro lado de los montes Apalaches.
Académicamente dentro del ámbito suramericano, es importante señalar que la cátedra de Topografía se impartió por primera vez en México en el Real Seminario de Minería en el año de 1792, luego en 1843 se establece el curso de Geodesia y en 1858 se instituyó la carrera de Ingeniero Topógrafo o Agrimensor.
En 1883 se integra la carrera de Ingeniero Topógrafo e Hidrógrafo, la cual perdura con el título básico de "INGENIERO TOPÓGRAFO".
Con estos antecedentes históricos, la profesión de Topógrafo académica y jurídicamente en Colombia nos presenta el siguiente panorama:
A comienzos de la vida republicana, la profesión se denominó como "Agrimensor" y fue ejercida en una buena parte por militares, mucho antes de que se impartiera la Ingeniería Civil. A la par con la demanda de las primera obras como la apertura de ferrocarriles y caminos, se crea la Ingeniería Civil y junto a ella con el pasar del tiempo se forman los auxiliares instrumentistas que por la habilidad técnica en tareas repetitivas de campo y a la necesidad del Ingeniero de una cantidad considerable de tiempo para realizar las cálculos ya que tenía que realizarlos a mano, se abre un espacio para el comienzo del denominado "Topógrafo Empírico".
A esto contribuyó el monopolio de la Ingeniería Civil, y la falta de Universidades con programas para la formación de Topógrafos. Con el tiempo, quien tenía la vocación por la topografía encontró en las Escuelas Internacionales, una especie de Universidad a distancia para adquirir algunos conocimientos teóricos, y en la mayoría de las veces lo hacían quienes fueron entrenados por los Ingenieros Civiles en la labor de operar instrumentos, o cadeneros adelantados.
Es de anotar que una gran mayoría de "Topógrafos Empíricos" de ese entonces, no contaban con la educación media o básica completa, pues eran jóvenes que se formaban, justamente a la par de su trabajo como cadeneros.
Con la reglamentación de las profesiones, se dispone mediante la Ley 94 de 1937, que para ejercer la profesión de Topógrafo, se debe acreditar la idoneidad mediante la obtención de la matrícula de Topógrafo, expedida por el Consejo de Ingeniería, requisito que se reafirmó con el Decreto Ley 1782 de 1954.
Para ese entonces, ya existían universidades con Escuelas de Topografía como la Universidad de América, y justamente la Universidad Distrital que se crea con la Escuela de Topografía mediante el Acuerdo No. 10 de 1948 por el Consejo de Bogotá. Luego, implementan el programa las universidades de: Santander en Cúcuta, del Tolima, del Valle, del Quindio, las Unidades Tecnológicas de Santander en Bucaramanga, el Instituto María Goretti en pasto y el SENA.
Con las primera promociones de profesionales, nace la inquietud de agruparse gremialmente y es así como un grupo de egresados de la Universidad de América y Distrital dan lugar a la creación de la Sociedad Colombiana de Topógrafos, obteniendo la personería jurídica No. 3762 del Ministerio de Justicia el 22 de Noviembre de 1963.
Paralelamente, los topógrafos prácticos se agremiaron inicialmente en ANAIN "Asociación Nacional de Auxiliares de Ingeniería", configurándose para el año de 1976 en ANALTO "Asociación Nacional de Topógrafos", con personería jurídica No. 1914 del Ministerio de Justicia, el 24 de mayo de 1976.
Debido a que los Estatutos de la Sociedad Colombiana de Topógrafos aceptaba únicamente a Topógrafos Profesionales, cerrando el ingreso a los Topógrafos Prácticos, se propicia una serie de pugnas y celos profesionales disputándose la primacía de la teoría de unos y la práctica de los otros.
De todas maneras, el control del ejercicio de la profesión lo realizaba el Consejo de Ingeniería, quien otorgaba la Matrícula Profesional tanto a los profesionales como a los prácticos, con el requisito para estos últimos de un examen en la Universidad Nacional.
La década de los años SETENTA, se constituye para las agremiaciones en el período de preparación y presentación al Congreso de la República de un Proyecto de Ley para reglamentar la profesión de Topógrafo, el cual fue ampliamente debatido y estudiado conjuntamente, unificando su contenido durante el Primer Congreso convocado por ANALTO en Bogotá, en el mes de abril de 1978.
El citado proyecto se convierte en Ley de la República el día 28 de Diciembre de 1979, con la denominación de LEY 70 DE 1979, siendo Presidente de la República el Doctor Julio Cesar Turbay Ayala.
Una vez promulgada la Ley, las agremiaciones se toman el trabajo de preparar la reglamentación pertinente y el día 3 de enero de 1980 se hace un estudio conjunto S.C.T y ANALTO y se presenta a los asistentes al II Congreso convocado por ANALTO en mayo de 1980. Se lleva firmado por las dos partes ante el Gobierno Nacional y se promulga como el Decreto No. 690 el día 13 de marzo de 1981.
Transcurren aproximadamente dos años, en los cuales se logra la organización inicial del Consejo Profesional Nacional de Topografía, acondicionamiento de la sede, nombramiento de delegados, etc. para instalarse el día 24 de junio de 1983, fecha de iniciación de la cuenta regresiva para el vencimiento del plazo para que los Topógrafos no profesionales legalizaran su situación de acuerdo con los requisitos exigidos por la Ley 70 de 1979 (ver Ley 70 de 1979 y Decreto Reglamentario 690 de 1981).
Con motivo del vencimiento del plazo el día 24 de junio de 1984, la Sociedad Colombiana de Topógrafos institucionaliza por resolución como Día Nacional del Topógrafo el 24 de Junio.
La Sociedad Colombiana de Topógrafos a la fecha a realizado seis Congresos a nivel Nacional y de ellos tres a nivel internacional.
El 24 de Junio de 1984, marca para la Topografía Nacional el inicio del calvario propiciado por un puñado de personas a quienes el gremio y los futuros profesionales deben conocer, no por sus méritos, sino por el daño que han causado al propiciar con sus acciones desestabilidad laboral y falta a la ética, generando un clima de discordia para suplir sus intereses mezquinos y egoístas, engañando a incautos y contribuyendo al atraso intelectual, técnico y científico de una profesión que en el mundo entero está elevada a nivel de Ingeniería, incluida Colombia con sus programas en la Universidad del Valle y la Universidad Distrital.
No dejaron pasar el año de 1984 para presentar el primer Proyecto de Ley No. 150 de 1984, modificando la Ley 70 de 1979 con el único y claro propósito de mantener el negocio de venta de Licencias que fue en lo que se convirtió para ese puñado de irresponsables la Reglamentación de la Topografía; pero gracias al altruismo de algunos Topógrafos, se logró que no pasara este proyecto ni los proyectos 033 de 1985, 036 de 1986, 160 de 1987, 086 y 202 de 1989, todos ellos presentados con el único propósito de mantener la venta de la profesión.
No obstante el fracaso de los SEIS intentos de Modificación a la ley 70 de 1979, continúan en su empeño de hacerle daño a la profesión como parásitos, y el Abogado Carlos Almanza Góngora demanda la Ley 70 de 1979 según auto de fecha 21 de abril de 1992, en los artículo 2o., 4o., 8o, 9o. 10o. y 11o., porque a su juicio, vulnera los artículos 2, 13, 26, 39, 58, 69 83 y 84 de la Constitución Nacional, pero la Honorable Corte Constitucional emite el fallo de exequibilidad de los artículos demandados, mediante Sentencia No. 606 del 14 de Diciembre de 1992.
Al no lograr sus propósitos de legalizar la venta de Licencias Profesionales, optan por ganarse la confianza y confabulación del Secretario Ejecutivo del C.P.N.T. señor ALFONSO HERNANDEZ, desestabilizando la conformación del Consejo y actuando arbitrariamente, violan la ley 70 de 1979, imponen sus reglamentos y anarquizan el Consejo, hasta el colmo del descaro de publicar en prensa la tramitación de Licencias a Topógrafos Empíricos, que según se deduce de los documentos de la Procuraduría Departamental sobrepasa el número de dos mil Licencias ilegalmente expedidas.
Paralelamente a la cantidad de escollos que impedían el desarrollo pleno de la profesión, la Sociedad Colombiana de Topógrafos tomo la determinación de iniciar el camino a la profesionalización académica, bien fuera mediante especializaciones o complementando el ciclo académico con el fin de optar por el titulo de "Ingeniero Topógrafo".
Para canalizar el objetivo se programo el primer seminario de actualización profesional el cual se realizo en la Universidad Distrital en junio de 1985, con participación directa del ICFES, y se prosiguió el empeño a través de foros y congresos, hasta lograr la implementación de especializaciones en la Universidad del Quindio y en la UIS (Bucaramanga).
Lograr la aprobación de la Ingeniería Topográfica fue un reto que implico un enorme esfuerzo con la participación de profesionales afines, directivos, políticos, y la constancia del gremio por enaltecer la profesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada